Piel irritada, con comezón, atópica | Bioderma México

Allez au contenu Allez à la navigation

Piel irritada, con comezón, atópica

Mayor comprensión, mejores cuidados

PielAtópica
Compartir
La piel irritada y con comezón es una condición exacerbada de la piel muy seca, y corresponde a una piel atópica. Se trata de una patología cutánea que comienza desde la más tierna infancia y es una verdadera epidemia, de hecho es una de las principales causas de visitas al dermatólogo. En un periodo de 30 años, el número de casos de dermatitis atópica se ha duplicado o incluso triplicado en los países occidentales*. La piel atópica es una condición poco conocida e incomprendida, que altera la vida de los niños y de sus padres. Sin embargo, recientes descubrimientos científicos han permitido avances hacia la comprensión de esta condición, de manera que el esquema terapéutico se ha ido modificando desde el nacimiento. 
 
* Dermatitis atópica: epidemiología en Francia, definiciones, historia natural, asociación con otras manifestaciones atópicas, escalas de gravedad, calidad de vida. E. Mahé, Ann. Dermatología y venerología, 2005. 132
Resumen
  1. ¿Cómo reconocer una piel atópica?
  2. ¿Cuáles son las causas de la atopia?
  3. Evolución de la dermatitis atópica
  4. ¿A quiénes afecta?
Piel irritada, con comezón, irritada

¿Cómo reconocer una piel atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel, caracterizada por una resequedad cutánea extrema y por manchas rojas con frecuencia cubiertas de pequeñas vesículas ("ampollitas") que causan una comezón severa. Aun cuando no es contagiosa, la dermatitis atópica es una enfermedad crónica que evoluciona por brotes de eccema: estas fases agudas tienen un impacto importante en la calidad de vida de la persona afectada y son a menudo causa de insomnio. Con el tiempo, la atopia puede manifestarse con otras alergias como el asma, la rinitis o la conjuntivitis alérgica. Las complicaciones son una superinfección bacteriana o viral (herpes). El molluscum contagiosum, de origen viral, también aparece de forma más intensa cuando existe una condición de atopia.
 

¿Cuáles son las causas de la atopia?

Cuando está extremadamente seca, la piel se vuelve más permeable y ya no cumple su función de barrera contra las agresiones externas y los alérgenos. No obstante, la piel seca no se vuelve atópica. La atopia se desarrolla a partir de condiciones genéticas favorables. Hay estudios que demuestran que si uno de los padres tiene una piel atópica, la probabilidad de que el niño tenga la mismas características cutáneas es de 30% **. Si ambos padres están afectados, la probabilidad es de 70% **. Más allá del factor genético, la piel atópica también se relaciona con un sistema inmunológico fuera de control, que funciona de una manera exagerada, creando una inflamación. Cuando es permeable, la piel permite la entrada de alérgenos (ácaros, pelo de animales, polen...) y algunas bacterias (como el estafilococo dorado) que causan reacciones inflamatorias.
 
Los alérgenos alimentarios (leche de vaca, huevo, ...) también están involucrados en el sistema digestivo y desencadenan algunos ataques de eccema. Otros factores, como los productos químicos aplicados en la piel, el calor o la transpiración, son irritantes y pueden desencadenar episodios de eccema. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos no existe una alergia alimentaria en niños atópicos. Las alergias alimentarias se presentan en forma de síntomas digestivos o signos en la piel y de una "ruptura" en los indicadores de peso y tamaño.
 
**Dermattitis atópica. SA Büchner. Foro Médico de Suiza N°19, mayo 2001

Evolución de la dermatitis atópica

. Fase 1
La dermatitis atópica generalmente comienza entre los 2 y 3 meses de edad con la aparición de manchas rojas localizadas en las mejillas, manos y más tarde en las zonas de articulaciones como codos y rodillas. La enfermedad progresa en brotes durante 1 y 2 años. La piel se reseca de forma permanente, lo cual promueve la comezón que contribuye a la pérdida de sueño y al deterioro de la calidad de vida.
 
. Fase 2
Al cabo de unos años, algunos niños pueden desarrollar otras manifestaciones de atopia, tales como rinitis y / o asma alérgica. Se trata de una "marcha atópica", a menudo relacionada con rasguños y una fuerte invasión de estafilococo dorado en la piel.
 
Por eso, a fin de impedir su aparición y agravamiento, la comunidad científica recomienda hoy en día atender desde el nacimiento la piel atópica en los recién nacidos que aún no se encuentran afectados pero que tienen una predisposición genética (por padres o hermanos atópicos).

¿A quiénes afecta?

Las personas afectadas tienen un antecedente genético alérgico particular (atópico) que también puede manifestarse a nivel respiratorio (asma), ORL (rinitis alérgica), ocular (conjuntivitis alérgica) o digestivo (alergia a los alimentos). Los bebés y los niños son los más afectados, por lo general entre los 3 meses y los 5 años de edad, con un máximo de 80% de los casos que ocurren antes del primer año de vida. Los síntomas de la piel atópica pueden persistir más adelante y hasta la edad adulta.